jueves, 14 de abril de 2016

EDUARDO CASTILLO URIZAR/ EL ARTISTA (FRAGMENTO)


Yo fui un artista envidiado
a quien ciñò una corona
el mundo que hoy me abandona
porque me ve desgrasciado.
Se olvida que sin hogar,
solo, hambriento va a morir
aquel que lo hizo reir,
enternecerse y llorar.
El duro pan de mi ruego
le arranca, se vuelve blando
cuando lo empapo llorando
con mi làgrima de fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario