martes, 16 de septiembre de 2014

MARLENE DORNEMANN/ TODO EN TI ME AGRADA



Todo en ti me agrada
El fulgor, de tus ojos cuando me miras;
tu voz, que me estremece entera al oirla;
tus manos al gesticularlas,
¡Todo en ti me agrada!

Implacable la noche, asevera
que soy cobarde; cabalgan mis lágrimas en la desdicha.
Contemplarte quisiera, aunque fuera de lejos;
oir su risa, gracia y carisma.
¡El saberle bien me bastaría!

Ave soy; e intento sedienta emprender el vuelo.
mis alas malogradas,
me vuelven a ras, de agrietados suelos.
Certeza tengo, que he nacido;
¡Para surcar los cielos!

Tantos vinos catados,
aromas de variedad de leñas;
hálitos de tantas bellas y distinguir no sabes,
si de verdad te aman o con tus sentimientos juegan.
Creo, que para más de alguién,
Eres liana perfecta; lo intuyo. ¡Es más estoy cierta!

¡Todo en ti me agrada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario